CONTACTO

© 2016 By Gustavo Guevara Publicidad

NOTA ACLARATORIA: Esta página y su contenido tienen el propósito de brindar información y no reemplaza el consejo de un profesional de la salud. Ante cualquier duda, consulte a su médico.

¡Envejece conmigo!

Lo mejor está aún por llegar.

Síguenos en Facebook, en nuestra página Mundo de Ancianos.

 

EN ESTA EMISIÓN TRABAJAREMOS EL FORTALECIMIENTO DE BRAZOS Y PECHO

Con mucho cariño les presento a la señora Tulia Sanchez Vda. de Rodriguez de 101 años, haciendo su rutina diaria de ejercicios, para mantenerse fuerte y vital ! ¡Un ejemplo para todos!

Mundo de Ancianos pide disculpas por el error en el nombre.

Envejecimiento activo

Les presento a José Supo Jurupe de 81 años o Pepito como lo conocen sus seres queridos, nacido en Chiclayo, Perú, aquí de paseo familiar en Cusco, a 3.399 m.s.n.m en la cordillera de los Andes. Altura que Pepito caminó sin problema dejando atrás a los jóvenes.


Los invito a compartir ejemplos de envejecimiento activo así como nuestro querido Pepito 

ENVEJECIMIENTO

MIENTRAS GANAMOS AÑOS PERDEMOS MASA OSEA.

Las principales funciones del esqueleto son: servir de soporte al cuerpo, resguardar órganos importantes ( pulmones, corazón ), permitir su movimiento, almacenar calcio y otros minerales  necesarios en las actividades celulares, y guardar en su interior a la médula ósea donde las células de la sangre se producen entre otras funciones. El hueso es un tejido vivo que está sometido a cambio constante, se calcula que cada 10 años renovamos nuestro esqueleto completamente de forma natural. Este mantenimiento del hueso como estructura depende de dos procesos: resorción  de hueso, por los osteoclastos ( en donde se retira el hueso deteriorado dejando una cavidad  ) y formación de hueso coordinado por los osteoblastos ( donde se rellena esta cavidad con colágeno que después se mineraliza por adición de calcio  y fósforo), existe una tercera célula, los osteocitos, ellos detectan en donde hay debilidad o deformación del hueso y se encargan de enviar las señales  para que osteoclastos y osteoblastos hagan su trabajo. Estos dos procesos dependen de factores como edad, producción de estrógenos, sustancias del cuerpo endógenas, la presencia de vitamina D en adecuadas cantidades. Cuando estos factores fallan, (déficit de estrógenos por menopausia, envejecimiento,  déficit de vitamina D o uso de terapia con corticoides) se produce un desequilibrio entre la resorción y formación, originándose perdida de hueso o ausencia de formación, con pérdida de la fuerza y de la masa ósea como consecuencia. Esta pérdida de hueso que puede empezar entre los 40 y 50 años para las mujeres y entre los 50 a 60 años para los hombres, se hace manifiesta hasta varios años después cuando se presenta la fractura, es por esto que la prevención con una buena nutrición, ejercicio y diagnóstico temprano (ver en la sección de autocuidado) son tan necesarios.

El tejido nuevo corresponde a colágeno que es fortalecido por calcio, es decir nuevo hueso. Para esto necesitamos tener un consumo adecuado de calcio, se calcula que el 25 % de calcio del cuerpo es absorbido a través de la nutrición. Cuando envejecemos la absorción del calcio en el intestino disminuye, es por esto que debemos prestar más atención a la dieta y entender que las necesidades de ingesta de calcio pueden aumentar, por ejemplo los jóvenes pueden necesitar entre 600 y 800 mg al día de calcio, aumentando a 1200 mg y aún más para mujeres mayores de 50 años y hombres mayores de 70 años. Además del calcio la vitamina D3 se necesita para facilitar esta absorción intestinal, la mayoría de adultos de 50 años y más necesitan recibir 800 a 1000 UI diarias de vitamina D.

A diferencia del envejecimiento de las articulaciones (que usualmente es doloroso y se convierte en artrosis – en próxima emisiones hablaremos de este tema) el envejecimiento del hueso puede no ser percibido hasta que se convierte en enfermedad llamada osteoporosis.

 

¡Sigue en la página y te enseñaremos a cómo cuidar de tus huesos!

Please reload

 
AUTOCUIDADO

PODEMOS TENER HUESOS FUERTES PARA EVITAR OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS

Podemos tener huesos fuertes y reducir el riesgo de fracturarnos cuando somos adultos mayores si iniciamos con hábitos de vida saludables desde la infancia. Estos hábitos de vida que permitirán alcanzar, mantener y evitar la pérdida de masa ósea  son: una adecuada nutrición, que incluya fuentes de calcio en la dieta, adecuada producción de vitamina D, hacer  ejercicio diariamente y evitar totalmente el consumo de tabaco y evitar el alcohol en exceso.

La nutrición es parte importante de mantener huesos saludables para evitar osteoporosis y fracturas. De acuerdo a la edad en que nos encontremos las necesidades son distintas: niños y adolescentes requieren alcanzar el máximo de masa ósea. En los adultos se quiere evitar la pérdida prematura de hueso y mantener saludable el esqueleto, y adultos mayores se quieren prevenir y tratar la osteoporosis.

El hueso es un tejido complejo compuesto por colágeno que es fortalecido por el calcio. La mayor parte de calcio en el cuerpo se deposita en nuestro hueso y dientes. El calcio también se necesita para otras funciones como la contracción de los músculos y el  funcionamiento de los nervios y corazón. Diariamente y de forma normal, perdemos calcio por la piel, cabello, sudor, orina y materia fecal. Estas pérdidas son repuestas mediante la absorción en el intestino del calcio que consumimos en la dieta, cuando se pierde más de lo que se  repone (menopausia, enfermedades que hacen perder calcio por orina) o no se repone adecuadamente (dietas veganas, poco consumo de alimentos ricos en calcio en la dieta), el cuerpo saca calcio desde el hueso resultando en la pérdida del hueso y de su fuerza. Por esto es importante tomar de forma adecuada de calcio de la dieta.

La vitamina D es necesaria para que el calcio ingerido pase del intestino a la sangre (absorción del calcio), la vitamina D se produce en nuestro cuerpo  y se activa a través de los rayos UVB del sol,  mediante la exposición al sol por lo menos 20 minutos diarios tres veces por semana. Lo que se obtiene de vitamina D  en los alimentos es mínimo. Cuando no es posible obtener la cantidad necesaria de calcio en la dieta (por que no se toleren alimentos como leche, yogur, queso u otros ricos en calcio)  o no podemos exponernos al sol (por estar inmóviles en cama, tener prohibido exponerse al sol, no poder salir de casa) se recomienda el uso de suplementos de calcio con vitamina D que deben ser indicados por el médico.

Las dosis de Calcio oral recomendadas para mujeres de 50 años y menos  con 1000 mg de calcio al día, para mujeres de 51 años en adelante son 1200 mg. En los hombres de 70 años y menos, se recomiendan dosis de 1000 mg de calcio oral al día, y 1200 mg para hombres de 71 años y más. La mayoría de adultos de 50 años y más necesitan recibir 800 a 1000 UI diarias de vitamina D, sin embargo debe consultar a su médico para determinar cuál es la cantidad necesaria para usted.

 

Dentro de los hábitos de vida saludables es necesario el consumo diario de frutas y vegetales (2 a 3 porciones diarias), algunos alimentos como granos enteros y leguminosos contienen ácido fitico (fosfatos) que podrían disminuir la absorción de calcio, por lo que se recomienda lavarlos muy bien antes de prepararlos y consumirlos con moderación. También se recomienda evitar consumo de tabaco (cigarrillo, tabaco). El consumo de alcohol tiene dos posiciones: más de 3 bebidas diarias - 1 bebida es el equivalente a un vaso de 355 ml de cerveza, una copa de 148 ml de vino o una copa de 44 ml de licor fuerte- los estudios demuestran que puede llevar a pérdida de masa ósea; otros estudios muestran que el consumo de  2 a 3 bebidas diarias puede ser beneficioso para tus huesos. El café, té y bebidas sodas, contienen cafeína y fosfato la cual podría disminuir la absorción del calcio y contribuir a la perdida de hueso. Elige consumir estas bebidas con moderación o mejor reemplazar las sodas por agua o jugos naturales.

El musculo estimula al hueso para estar sano. Si tenemos músculos sanos tendremos huesos fuertes. Logramos tener músculos sanos por dos vías: consumiendo adecuadamente proteínas en la dieta diaria (leche y sus derivados, alimentos que contengan proteínas: carnes, huevo o leguminosas) y mediante el  ejercicio diario y habitual. Esta receta (ejercicio y dieta adecuada) se debe repetir diariamente en cualquier momento de nuestra vida.

El calcio y la vitamina D son esenciales en construir y mantener  huesos fuertes, es necesario asegurarnos de un consumo adecuado de calcio con la dieta, y de recibir sol en cantidad necesaria para procesar vitamina D endógena (es decir la que tenemos propia en el cuerpo). En la situación que no podamos ingerir alimentos ricos en calcio o que no se pueda obtener sol, o que los niveles de vitamina D en sangre estén por debajo de valores de normalidad (30 ng/ml) debemos asistir a un médico (especialista en la salud del adulto mayor) para que nos indique si requerimos uso de suplementos con calcio y vitamina D orales.

Please reload

 
MIS ENFERMEDADES
 

CUANDO EL HUESO SE DEBILITA Y ESTA EN RIESGO DE FRACTURARSE SE LLAMA OSTEOPOROSIS

La osteoporosis (osteoporosis= hueso poroso) es una enfermedad del hueso que ocurre cuando el cuerpo pierde hueso, produce poco hueso o ambos que debilita los huesos y estos se fracturan con mucha facilidad. Las personas con osteoporosis pueden fracturarse después de una caída leve y aun sin caer, al estornudar, agacharse o tener un empujón pequeño.

Cuando envejecemos los huesos se vuelven menos compactos, se debilitan haciéndose frágiles y en riesgo de fracturarse. A pesar de esto  muchas personas  no tienen síntomas como dolor o debilidad, por lo que al fracturarse la columna o la cadera se dan cuenta que tienen la enfermedad. Otras personas pierden estatura o pueden notar que la espalda se encorva hacia adelante. Es necesario identificar tempranamente quienes están en riesgo de padecer osteoporosis. Las personas que tienen uno o varias de las características que siguen están en riesgo de padecer osteoporosis y de fracturarse:

Mujeres mayores de 50 años (después de la menopausia).

Hombres mayores de 70 años.

Personas delgadas.

Fumadores activos  y consumidores de más de 3 bebidas alcohólicas diarias.

Personas que deben tomar prednisolona o medicamentos equivalentes.

Personas con padre o madre que han tenido fractura de cadera.

Mujeres con menopausia temprana.

Aquellos que se han fracturado anteriormente o que conocen que tienen osteoporosis por la toma de densitometría.

Aquellos que se caen con frecuencia (más de 2 veces al año).

Personas que pierden estatura cada año o que han perdido 4 cm de su estatura promedio anterior.

Las personas con enfermedades como: deficiencia de vitamina D, artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple, espondilitis anquilosante, enfermedad celiaca , enfermedad inflamatoria intestinal, cirugía de bypass gástrico , cáncer de seno , cáncer de próstata , enfermedades de la sangre y médula ósea ( leucemia, mieloma , anemias) ,  diabetes o problemas de la tiroides y paratiroides , depresión y problemas de alimentación ,  enfermedades neurológicas como Parkinson , lesiones de la médula espinal, enfermedades como VIH , enfermedad Pulmonar obstructiva ( EPOC) , enfermedad renal crónica, cirrosis hepática están en riesgo de padecer osteoporosis y deben ser evaluadas también.

Todas las personas con estas características deben tener un examen que evalúe la densidad del hueso, llamado Densitometría Ósea por DXA. Este examen da mediciones de lo compacto del hueso en los sitios donde usualmente se producen las fracturas por osteoporosis (columna vertebral, caderas y antebrazo) con mínima radiación y bajos costos económicos.

Si eres mujer mayor de 50 años, eres hombre mayor de 70 años o tienes alguno de los factores de riesgo de arriba, consulta a tu médico para tomarte una Densitometría ósea.

Si tienes osteoporosis u osteopenia (baja densidad mineral en hueso) tu médico debe tomarte exámenes de sangre como hemograma, calcio, calcio en orina de 24 horas, creatinina sérica, vitamina D y fosfatasa alcalina como exámenes básicos para descartar las causas de osteoporosis.

La fractura es la complicación más temida de la osteoporosis, se presenta en cadera (especialmente en mayores de 80 años) vertebras y antebrazo (especialmente en mujeres de 50 años). A nivel mundial 1 de cada 3 mujeres mayores de 50 años  y 1 de cada 5 hombres tienen una fractura por osteoporosis; también conocidas como fracturas por fragilidad , pues se presentan con caída mínima , sin caer o mínimos esfuerzos. Muchas veces las fracturas de columna vertebral no presentan síntomas por lo que debemos tomar radiografía de columna para verificar. Mujeres y hombres con osteopenia , mujeres con 70 y más años , hombres de  80  y más , con pérdidas de estatura mayor a 4 cm, y que reciban terapia con glucocorticoide equivalente a 5 o más mg de prednisona o su equivalente diario por 3 o más meses deben tener una radiografía de columna toracolumbar.

Esta enfermedad silenciosa puede ser tratada con adecuada nutrición (alimentos ricos en calcio, asegurar consumo adecuado de proteínas para mantener músculos sanos), ejercicios para fortalecer huesos y músculos además de medicamentos (bifosfonatos, osteoformador, asociados a calcio y vitamina D). Los medicamentos serán escogidos por tu médico de acuerdo al origen de la enfermedad, a su severidad, tus preferencias y/o el riesgo de padecer efectos secundarios por los medicamentos.

Es importante reconocer que todas las personas con osteoporosis (ya sean hombres o mujeres) deben ser diagnosticadas y tratadas para evitar fracturas y las limitaciones en la calidad de vida y autonomía que estas conllevan.

Please reload

 
EXPERIENCIA

Nací en Barranquilla, hija de padre colombiano y madre chilena, educada con los valores y creencias de ambas culturas. Desde niña quise estudiar medicina con el fin de ayudar a mis semejantes y especialmente a los adultos mayores. Soy médico-cirujano de la Universidad Libre de Colombia, especialista en Gerencia en Servicios de Salud en la Universidad Cooperativa de Colombia y tengo una doble especialidad  en Medicina Interna y Geriatría, de la Universidad de Caldas. Mi sueño es que todos nosotros a cualquier edad de nuestra vida, aprendamos a cuidar de nuestra salud para que cuando seamos adultos mayores, podamos valernos por nosotros mismos, ser activos en la comunidad y nuestra calidad de vida sea óptima. De ese deseo nació Mundo de Ancianos, como el canal para demostrarnos que ser viejo no es mala palabra y envejecer no es una desdicha. Y en este anhelo, como las hormiguitas de a granito, vamos dándole: consultorio en Centro Dermatológico de Cali , los viernes a las 2 y 30 pm en Tardes del Sol por Telepacífico, publicaciones en la fanpage: https://www.facebook.com/mundodeancianos/, recetas por Facebook live, videos súper interesantes por Mundo de Ancianos (nuestro canal de YouTube) y lo que  falta! En este sueño me acompañan amigos de muchos lugares del mundo, que quieren llenar de hábitos saludables su vida y la vida de las personas que aman, los amigos de Ensure Advance que han creído en el proyecto y mi súper manager de marca Gustavo Guevara .  A todos ¡MILES, MILLONES DE GRACIAS!.

¡Bendiciones de la naturaleza a ustedes que nos leen, siguen y han decidido cambiar su vida actual y futura!

EN QUÉ ANDO...

1/4